Cuando se redactó la Constitución, se previó que era cuestión de tiempo que fuera necesario realizarle cambios. Este Título recoge dos procedimientos diferentes para reformarla y adaptarla a los tiempos venideros.

La necesidad de consenso que se vivió entonces impregnó este Título, que exige unas fuertes mayorías para poder realizar tales cambios, con mecanismos que resultan garantistas de la voluntad popular, y disuasorios de políticos que pretendan convertirla en un guante a su medida. Bienvenidos a la reforma constitucional.

TÍTULO X de la Constitución

De la Reforma Constitucional

    Artículo 166

    La iniciativa de reforma constitucional se ejercerá en los términos previstos en los apartados 1 y 2 del artículo 87.

    Artículo 167

    1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado.

    2. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso, por mayoría de dos tercios, podrá aprobar la reforma.

    3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.

    Artículo 168

    1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Titulo preliminar, al Capítulo segundo, Sección primera del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.

    2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.

    3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.

    Artículo 169

    No podrá iniciarse la reforma constitucional en tiempo de guerra o de vigencia de alguno de los estados previstos en el artículo 116.



ÚLTIMO POST PUBLICADO EN NUESTRO BLOG:

Qué es Constitución Española Explicada
Comparte en tus redes sociales: