¿Qué es una moción de censura?

Noticia actualizada a 1 de junio de 2018.

Por primera vez en la historia de España, se ha aplicado el artículo 114.2 de la Constitución: un Presidente ha sido cesado por decisión del Congreso de los Diputados y, con la misma votación, se ha investido a un nuevo Presidente. Ha prosperado una moción de censura.

El escándalo de corrupción que ha supuesto la Gürtel ha salpicado al PP hasta el punto de hacerle perder el Gobierno.

Cuestión diferente es la estabilidad que puede ofrecer un gobierno encabezado por un PSOE que ha llegado al poder apoyado por Podemos y diversos partidos nacionalistas (ERC, PDCat, PNV y Bildu), habida cuenta que Podemos está en contra de los Presupuestos Generales del Estado recientemente aprobados, y que el PNV quiere mantenerlos porque les interesan las partidas de inversión consignadas para el País Vasco.

Jurídicamente estamos ante una situación inédita en nuestra democracia, y es un buen momento para analizar la moción de censura, como hacemos más abajo en esta misma entrada.


Actualización de 25 de mayo de 2018.

Pedro Sánchez, a la cabeza del PSOE y tras el condena del PP en el caso Gurtel por corrupción, ha presentado una moción de censura contra Mariano Rajoy, proponiéndose a sí mismo como candidato a Presidente.

El grupo socialista se compone de 84 Diputados, más que suficientes para presentar por sí mismos una moción de censura conforme al artículo 113 de la Constitución, que exige que la presente una décima parte de los Diputados, es decir, 35 Diputados.

Cuestión diferentes es si podrá prosperar. Y es que el mismo artículo exige para prosperar que, cuando se vote, cuente con la mayoría absoluta del Congreso. Esta es la parte complicada, o no tanto.

Si votaran a favor de esta moción de censura, y de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno, por tanto, PSOE, Podemos, ERC y todo el Grupo Mixto, obtendrían 179 votos, tres más del mínimo legal exigido de 176, la mayoría absoluta.

Pero basta que fallen cuatro votos. Basta con que cuatro Diputados no voten a favor de la moción de censura. Que se abstengan. Que no vayan ese día a trabajar. Cuatro. Sólo cuatro y la moción no prosperará. Parece una esperanza de bocanada de aire para el partido en el Gobierno.

El escenario se complica más todavía para el PP al añadir el efecto de Ciudadanos y sus 32 Diputados. Si votan a favor de la moción con tal de adelantar elecciones, como se está oyendo, bastan con los votos de PSOE, Podemos y Ciudadanos para que prospere.

Por primera vez estamos ante una posibilidad real de cambio de Presidente por efecto de una moción de censura.

Más abajo, tenéis mucha más información sobre la moción de censura. Esperamos que os sea de ayuda


Noticia Original publicada el 29 de Abril de 2017

Con motivo del anuncio por parte de Podemos de la presentación de una moción de censura contra Mariano Rajoy, puede ser conveniente explicar qué es eso de modo comprensible.

Qué es una moción de censura

Una moción de censura, es el único mecanismo legal con que cuenta el Congreso de los Diputados para quitar al Presidente del Gobierno sin intervención judicial.

El único mecanismo legal porque cabe pensar en la ficción mafiosa y que unos sicarios acaben con la vida del Presidente: obviamente, no sería algo legal ni se está incitando a tal delito desde aquí.

Quitar” porque, si el Presidente dimite, no lo echa nadie, sino que se va él (como ocurriría si perdiera una cuestión de confianza), y si se inhabilita para su función, no lo quita nadie sino que deja de poder ejercerla.

Y sin intervención judicial porque, en la moción de censura constitucional no participan jueces ni tribunales: son los propios Diputados los que pueden despedir al Presidente del Gobierno. Por su parte, los tribunales podrían llegar a imponer al Presidente la condena de inhabilitación para su función, lo que supondría su “despido” más la prohibición para volver a ser Presidente durante los años de condena, pero eso es otra cuestión.

 

¿En qué consiste la moción de censura?

Se trata de un procedimiento mediante el cual se pretende “echar” a un Presidente del Gobierno y poner a otro en su lugar, de una sola vez y sin elecciones. Una única votación en el Congreso de los Diputados y se despide a uno y se escoge al otro: de golpe y sin más trámites.

¿Cómo funciona la moción de censura?

La décima parte del Congreso de los Diputados (35 Diputados), como mínimo, presenta por escrito una moción de censura, en la que se pretende “echar” al actual Presidente y poner a otro. La moción debe incluir un candidato, que será el que resultaría investido si prospera la moción. Podemos (y sus coaliciones) consiguió en las elecciones de 2016 un total de 71 Diputados, así que puede presentarla por sí solo y proponer el candidato que mejor le parezca, sea o no de su partido.

Desde que se presenta una moción de censura y durante los dos primeros días, otros grupos de 35 Diputados podrían presentar otras mociones de censura alternativas, con diferentes candidatos. Cuando hayan pasado cinco días desde que se presentó la moción de censura primera, se votará, y se hará por orden, de forma que si una prospera, las demás quedan descartadas.

La votación es en todos los casos igual: se exige la mayoría absoluta para que prospere la moción de censura; es decir, que se precisa el voto favorable de 176 Diputados para quitar un Presidente y poner otro en su lugar. Y eso es precisamente lo que lo hace tan complicado: porque un Presidente fue, en su día, investido por la mayoría del Congreso, así que se supone que cuenta con ese respaldo, como mínimo.

Es teóricamente posible que los Diputados del partido con mayoría en el Congreso votaran contra su propio Presidente y a favor de otro (Diputados del PP votando contra Rajoy en la moción de censura), lo que abre la puerta a que un partido cambie de Presidente entre sus propios miembros (por ejemplo, quitar a Mariano y poner a Soraya), pero se hace difícil de creer en tal posibilidad, y mucho menos que vayan a entregar la presidencia al candidato de otro partido.

¿Cuántas mociones de censura se han presentado?

Desde 1978 hasta abril de 2017 se han presentado tres mociones de censura en la historia reciente de España, y ninguna ha prosperado. Todas han servido tan sólo para hacer ruido en los medios de comunicación e intentar dañar políticamente al titular de la Presidencia del Gobierno.

Podemos presentó la cuarta en abril de 2017, y el PSOE de Pedro Sánchez ha presentado la quinta, que ha sido la única en prosperar hasta la fecha.

El procedimiento de la auto moción de censura en la Constitución Española, siendo necesario, es irrealizable en la práctica dado el modo de proceder de los partidos políticos, tan fieles a la figura del líder mesiánico que los representa que se hace casi impensable que el partido que sustenta a un Presidente vaya a quitarlo por otra persona, sea del mismo partido o no.

¿Cuáles son los límites a la moción de censura?

Esto es interesante. Pensemos un momento: con el revuelo que se ha formado, si se presentaran continuamente, se podría llegar a desgastar políticamente al Presidente. Así que… ¿por qué no se hace continuamente? Pues porque no se puede.

Para presentar una moción de censura hace falta la firma de, al menos, 35 Diputados. Pues bien: los firmantes de una moción de censura no pueden presentar otra hasta el siguiente período de sesiones. Los períodos de sesiones son dos cada año natural: de febrero a junio hay uno, y el otro es de septiembre a diciembre. Lo curioso es que se rigen por el calendario escolar, y el primer período de sesiones es septiembre a diciembre, mientras que el febrero a junio es el segundo (lo que hace tres meses de vacaciones pagadas al año para Diputados y Senadores).

Ese límite, el de no poder firmar otra hasta el siguiente período de sesiones, así como la manifiesta dificultad de que prospere, es lo que hace que apenas se presenten mociones de censura. Con la aritmética parlamentaria actual, Podemos podría presentar cuatro de estas cada año natural, con escasas posibilidades de que ninguna prosperara, lo que resultaría tedioso y acabaría por desgastarles más a ellos que al propio Presidente.

Con la de Pedro Sánchez, la única moción de censura que ha prosperado, entramos en territorio desconocido.

Espero os haya servido.

4 pensamientos en “¿Qué es una moción de censura?

  1. A la vista de lo aquí expuesto, y a la vista de lo que ha pasado con esta moción de censura, hay una clara conclusión: ES NECESARIO MODIFICAR CUANTO ANTES ESO DE QUE LA MOCIÓN CONSISTE EN QUITAR A UN PRESIDENTE, PARA PONER A OTRO… (Entre otras cosas, porque de esta manera cualquier trepa puede llegar a Presidente de España, como en esta ocasión; y esto hay que evitarlo a toda costa…¿Cómo?…Muy sencillo: si el Presidente contra el cual se dirige la moción de censura, ha recibido el PODER directamente del PUEBLO ESPAÑOL a través de una Elecciones… Ese PODER sólo le puede ser arrebatado, devolviéndolo a su lugar de procedencia, es decir: de la misma manera en que le fue entregado…, o sea: devolviéndoselo al PUEBLO ESPAÑOL a través de unas elecciones,,, SÓLO ASÍ LA MOCIÓN DE CENSURA PUEDE SER DEMOCRÁTICA: cuando el PODER va y viene del PUEBLO ESPAÑOL…En este caso no sólo no ha sido así: sino que UN PUEBLO ANTIESPAÑOL LE HA ARREBATADO A RAJOY EL PODER, QUE EL PUEBLO ESPAÑOL LE HABÍA DADO….
    Estamos, por tanto, ante una moción de censura perfectamente recurrible ante el Tribunal Constitucional…

    • Buenas tardes,
      En primer lugar quiero agradecerle su participación con su comentario.
      Discrepo en ciertas apreciaciones que realiza y coincido con otras.

      No creo que sea necesario modificar la institución de la moción de censura, ya que es el único mecanismo a través del cual el Congreso de los Diputados puede echar a un Presidente que ha perdido su confianza. El artículo 113 exige una mayoría absoluta en contra, lo que supone un porcentaje lo suficientemente elevado como para que no sea fácil reunirlo, salvo en circunstancias como las que hemos vivido: con un gobierno que no contaba con mayoría en la Cámara, que dependió de pactos para poder ser investido, de más pactos para gobernar y que no pudo conseguir apoyos suficientes cuando la corrupción le pasó factura.

      Respecto a si el pueblo español le había dado el poder a Rajoy, me permito recordarle que no tenemos en España un sistema de elección directa como sí lo tienen en Estados Unidos o Francia. Aquí tenemos un sistema de elección indirecta (véase el artículo 99 de la Constitución): votamos a los partidos, no a las personas, y es el reparto final de escaños en el Congreso el que decide quién será Presidente del Gobierno.
      Cierto es que el partido más votado en las anteriores elecciones fue el PP, con M.Rajoy como líder, pero nada obliga a que sea el partido más votado quien gobierne puesto que lo que se exige es contar con los apoyos suficientes para ser investido, sean del propio partido o apoyado por otros, como ya sucedió en su momento con Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. Todos ellos necesitaron en alguna de sus legislaturas el apoyo de otros partidos, y siempre recurrieron a los nacionalistas, que les apoyaron a cambio de diferentes concesiones. Todos ellos.

      Jurídicamente, las posibilidades de que prosperara un recurso ante el Tribunal Constitucional por la moción de censura que ha hecho Presidente a Pedro Sánchez son nulas. Otra cosa es la opinión que a cada uno nos pueda merecer.

      Personalmente, preferiría que la reforma se hiciera de forma que el reparto de escaños en el Congreso fuera proporcional en todo el Estado y no por provincias, que es el sistema vigente actualmente y que ha posibilitado durante tantos años que los partidos nacionalistas hayan tenido el poder de decidir quién es el Presidente.
      Además, habría que modificar el sistema de elección del Presidente y hacerlo directo, lo que sí nos permitiría decir que somos los españoles quienes elegimos al Presidente, cosa que hoy en día no sucede: en el actual modelo de elección indirecta elegimos a los Diputados y los Diputados eligen al Presidente.

      Por eso son los Diputados los que pueden quitar al Presidente a través de la moción de censura. Ellos lo ponen, ellos lo quitan.

  2. Creo que se ha incumplido el artículo 113 de la Constitución al interponer la moción de censura por motivos ajenos a la responsabilidad política del Gobierno, pues en el caso Gurtel no han tenido nada que ver los gobiernos de Rajoy, ni su acción política de gobierno . Los hechos tuvieron lugar con anterioridad a sus mandatos.

    • Buenos días,
      El alcance de la responsabilidad política no está definido jurídicamente ni en la Constitución ni en ningún otro texto legal porque se trata de una cuestión no jurídica sino política.
      Su lectura es una de las posibles, como lo son otras diferentes. Lo que resulta evidente es que los escándalos de corrupción han pasado factura en términos políticos.
      En honor a la verdad hay que decir que, en países con una trayectoria democrática más extensa que la nuestra, los gobernantes (de diferentes signos políticos) dimiten por mucho menos que en España: por llegar tarde al trabajo, por haber falsificado una parte de su tesis doctoral, por haber copiado parte de un libro, por haber mentido a sus votantes, por comentarios desafortunados… Envidio ese respeto democrático que hace a un político dimitir y me gustaría tenerlo en España. Aquí los dimitidos son tan pocos que se cuentan muy rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.