Oposiciones Guardia Civil

¿En qué consisten las oposiciones a Guardia Civil? Estudiar para convertirse en funcionario es una opción que muchas personas han tomado ante la crisis económica y de empleo que azota España desde hace ya demasiados años. Y de las que más demanda tienen son las oposiciones de Guardia Civil.

Opositar y ser empleado público es una excelente oportunidad de encontrar un futuro laboral y profesional estable, con un respeto por la igualdad de los trabajadores mayores (en general) que en el ámbito privado. De entrada, no hay discriminación salarial.

Requisitos para entrar en la Guardia Civil

De entrada, muchos se preguntan cuáles son los requisitos para ser guardia civil puesto que se trata de una de las oposiciones más exigentes, al unir conocimientos, forma física y buen estado de salud general, entrevista personal y un historial limpio de conflictos legales previos.

Los aspirantes deben ser españoles de entre 18 y 40 años, que midan como mínimo 1,65m los hombres y 1,60m las mujeres, y un máximo para ambos sexos de 2,03m y deben superar el control médico correspondiente, así como las pruebas físicas establecidas.

Deben contar con la licencia de conducción clase B (tener otras añade puntos), y comprometerse a portar armas (y, en su caso, llegar a usarlas), así como contar, al menos, con el título de Graduado en ESO (o equivalente, puntuando los superiores).

Cuestiones como títulos oficiales de idiomas, la condición de deportista de élite o el previo servicio en el Ejército también le darían puntos a los aspirantes.

No pueden tener limitados sus derechos civiles, ni estar inhabilitados ni separados del servicio de las Administraciones. Tampoco es posible acceder si se tienen antecedentes penales.

Una vez superadas las oposiciones de Guardia Civil (escala básica de Cabos y Guardias) hay que superar un año de formación en la academia de Baeza y luego un período de “prácticas” sobre el terreno.

Preparando las oposiciones para Guardia Civil

El acceso a la función pública es un derecho fundamental reconocido en el art. 23 CE, si bien se matiza después, en el 103.3, que el acceso se basará en los principios de mérito y capacidad,.

De entrada, el temario de la oposición de Guardia Civil abarca temas tan dispares como informática, topografía, derechos humanos, normativa administrativa y, cómo no, casi toda la Constitución. En nuestra web puedes encontrar tanto artículos que te servirán de ayuda en tu estudio como tests de la Constitución gratis.

Porque estudiar una oposición tan amplia no es una tarea fácil y está llena de dificultades, muchos aspirantes recurren a cursos especializados online como los que ofrece Gesinpol.

Pruebas de las oposiciones a Guardia Civil

El proceso selectivo se compone de dos fases:

  • Concurso, en que se valorarán los méritos que se acrediten (licencias de conducción, títulos académicos…).
  • Oposición, que se compone de diferentes pruebas, en el orden que el Tribunal de Selección establezca:
    • Ortografía, que se resuelve en 10 minutos como máximo.
    • Conocimientos del temario, consistente en 100 preguntas tipo test que se deben responder en 90 minutos, más otros 5 minutos para las 5 preguntas de reserva.
    • Lengua extranjera, sea de inglés o francés (a elección del aspirante), sólo se tienen 20 minutos para resolver estas 20 preguntas (más un minuto para la de reserva).
    • Pruebas psicotécnicas, que incluyen un test de personalidad.
    • Pruebas psicofísicas, que incluyen:
      • Pruebas físicas.
      • Entrevista personal, que sirve para ampliar los resultados obtenidos con los psicotécnicos.
      • Reconocimiento médico.

Plazas oposiciones para Guardia Civil

A fecha 17 de febrero de 2018, no se ha publicado todavía en el BOE la cantidad de plazas que se convocarán en el año 2018 para las oposiciones a Guardia Civil.

Hay muchos rumores, casi todos extendidos por academias y editoriales, pero no hay información oficial al respecto todavía.

En 2017 se convocaron 1.801 plazas para la escala de Cabos y Guardias de Guardia Civil, y todo apunta a que en 2018 la cifra será similar, pero no se ha publicado nada oficial todavía.

Siendo Guardia Civil

La Guardia Civil cuenta con un programa de formación continua y promoción interna basada en la especialización que permite ascender desde la base hasta convertirse en Oficial. No todos los empleos cuentan con unas posibilidades de ascenso tan reales…

El carácter militar de la Guardia Civil supone ciertos límites respecto a otros empleados públicos. Así, tienen prohibido sindicarse por el art. 28 CE o tienen limitado el ejercicio del derecho de petición, ya que no pueden realizar peticiones colectivas (prevista en el art. 29 CE), por poner sólo dos ejemplos.

Estas limitaciones se tratan de justificar en la disciplina militar del Cuerpo, pero lo cierto es que resulta difícil comprender que se limiten los derechos de aquellas personas a las que encargamos la tarea de proteger los derechos de los demás.

Con todo, sus asociaciones profesionales llevan años avanzando en la defensa de sus derechos como empleados públicos que son, como puede apreciarse en las movilizaciones para la equiparación salarial con otros miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que ya han pasado al debate político actual.

Estas dificultades, siendo ciertas, no sirven para reducir la cantidad de aspirantes que se presentan a estas oposiciones año tras año.

Y es que ser Guardia Civil es, por encima de otras consideraciones, una vocación. Un sentimiento que no se puede expresar sino que arde dentro. Un deseo que hace buscar a quien lo siente el apoyo de profesionales para tratar de asegurarse el éxito en su afán.

Es ese carácter vocacional, junto con su especial formación y dedicación personal, la que hace a estos profesionales estar entre los mejor valorados por cualquiera que haya necesitado la ayuda de los Cuerpos de Seguridad. Desde aquí queremos expresar nuestro apoyo a esos opositores que sienten la vocación de hacer las oposiciones Guardia Civil. Gracias y Buen Servicio.