Test de agudeza visual

Con los test de agudeza visual se evalúa el estado de la salud visual de una persona. Todos hemos superado pruebas de este tipo: desde las revisiones obligadas en la consulta de pediatría hasta las pruebas de aptitud para la obtención del permiso de conducir.

En todas ellas, se explora el estado visual tapando uno de los ojos y respondiendo a las preguntas que el examinador nos hace a propósito de las letras, números, dibujos o símbolos, en tamaños de carácter decreciente, que debemos observar en un panel colocado a cierta distancia.

No obstante, no es el único tipo de examen al que pueden someternos: es posible que también nos acerquen luces para comprobar nuestra reacción a los deslumbramientos o que nos muestren imágenes para diferenciar colores.

Test de agudeza visual en oposiciones:

Hay varias oposiciones en las que es necesario cumplir una serie de requisitos de agudeza visual (además de las pruebas teóricas y físicas) algunas de ellas son Guardia Civil, Bombero, Policía Nacional y Local, Fuerzas Armadas…

En Internet puedes encontrar test on line de agudeza visual con los que podrás autoevaluarte, observar las limitaciones de tu propia visión y decidir si debes acudir a un profesional antes de presentarte a la oposición. En este punto, un consejo: cuando vayas a realizar estos test, asegúrate de haber descansado lo suficiente la vista ya que de lo contrario los resultados pueden llevarnos a engaño. Un largo uso de pantallas de ordenador, insomnio, cansancio, etc. puede provocar variaciones en la visión.

Estos test on line, por tanto, son muy útiles como herramienta de autodiagnóstico, pero no reemplazan los test presenciales si observamos deficiencias, puesto que, si las hay, serán un motivo de exclusión del proceso selectivo que estemos pensando realizar.

Visión y oposiciones, requisitos y soluciones:

Si estás pensando en presentarte a este tipo de oposiciones, deberás asegurarte de que tu vista está en estado óptimo. Así, los candidatos a Policía Nacional no pueden tener, sin corrección (esto es, sin lentes correctoras), una agudeza visual inferior a los dos tercios de la visión normal en cada ojo y, para el cuerpo de la Guardia Civil, deberás tener, con o sin corrección, una agudeza visual mínima superior a 0,7 en los dos ojos.

En cualquier caso, no pienses que está todo perdido: si tienes algunas de las limitaciones que se incluyen en las exclusiones médicas del proceso selectivo que estás preparando (las más habituales suelen ser la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía, pero existen otras situaciones como la presencia de cataratas o los desprendimientos de retina, por ejemplo), puedes recurrir a tratamientos con cirugía o láser para lograr una visión óptima.

Son muchas las personas que se someten a estos procedimientos de corrección y mejora visual, y su efectividad y éxito están más que demostrados. Evidentemente, cuanto antes sepas si sufres algunas de estas patologías, antes podrás ponerle remedio; ten en cuenta que someterse a tratamientos de este tipo requiere un tiempo de recuperación con el que debes contar previamente antes de presentarte a una oposición.